En algunas zonas del África más profundo esta planta es considerada tan bella que únicamente es utilizada para adornar la casa del brujo de la tribu.

La Strelitzia reginae considerada una planta exótica, es más conocida por ‘Ave del Paraiso’ por la similitud de sus flores con un pájaro exótico.

No es una planta económica porque aunque se puede multiplicar por semilla, normalmente se hace por división de matas. Se comercializa en maceta de diferentes tamaños y la podemos ir manteniendo así cambiándola cuando sea necesario o la podemos trasplantar al jardín donde su comportamiento arbustivo nos invita a crear grupos de masas verdes sobre las que sobresaldrán sus exóticas y bonitas flores desde primavera hasta bien entrado el otoño.

Esta planta es utilizada mucho por los floristas por sus bonitas y exóticas flores con las que realizan grandes y elegantes composiciones florales. Esta flor tiene un alto valor ornamental, muy similar a otras muchas flores exóticas como por ejemplo las Heliconias. Su vida útil de varias semanas, la hace especialmente deseada por estos profesionales. Así que puedes también realizar composiciones florales para tus espacios de interior.

La flor de esta planta ha sido pintada por numerosos pintores, aunque el cuadro más famoso y donde es gran protagonista es en ‘El incomprendido’ de Man Ray.

El origen de la Strelitzia reginae

Es una planta originaria de África meridional cuyo nombre científico es Strelitzia reginae. Lo de ‘Ave del Paraiso’ se debe a la similitud de sus flores con un pájaro exótico. Otros nombres populares conocidos son flor de pájaro, flor de pajarito, flor ave del Paraíso, estrelitzia, estrelicia, pájaros de fuego, flor de la grúa, etc.

Strelitzia reginae en jardín de plaza

La Strelitzia reginae pertenece a la familia Strelitziaceae, orden Zingiberales Subclase o clase Zingiberidae y fue introducida en Europa por Banks en el año 1773.

Banks era el cuidador del huerto botánico de Kew Gardens (Royal Botanic Gardens di Kew) de Londres. La reina Carlota de Mecklenburgo-Strelitz, esposa del rey Jorge III de Inglaterra, era muy aficionada a la botánica y a ella le fue dedicada, de cuyo apellido deriva tanto el nombre del género como de la especie. Reginae proviene del latín que significa ‘de la reina’.

¿Cómo es la Strelitzia reginae?

La Strelitzia reginae es una planta herbácea perenne que puede llegar a alcanzar una altura de 1,5 m en forma de mata y un diámetro de 1,8 m. Tiene las raíces carnosas y fasciculadas que pueden profundizar hasta un metro. Carece de tallo.

Sus grandes hojas verdes son ovaladas, elípticas, con nervadura central muy marcada y con los márgenes ondulados. Tienen una anchura de unos 20 cm y pueden alcanzar los 50 cm de largo. Por el envés son como cerosas.

Como indicamos desde el principio su floración es lo más apreciado. Florece en unos altos pedúnculos que emergen desde el pie, de 5 a 8 y terminan en sus llamativas y espectaculares flores que nos recuerdan a un esbelto pájaro. Tres de sus sépalos son de color naranja o amarillo muy intenso y sus tres pétalos son de un brillante color azul fuerte. La planta para florecer debe haber alcanzado los cinco años de edad y lo hace desde primavera hasta bien entrado el otoño.

En la Naturaleza esta planta es polinizada por pequeños pájaros que pueden no haber en los climas mediterráneos por los que tendremos que polinizarlas de forma artificial para que pueda dar fruto, una cápsula trilocular en la que se forma las semillas, negras, redondeadas y con arilo plumoso de color naranja.

Estamos ante plantas muy longevas. Se tiene conocimiento de ejemplares superiores a los cien años de edad.

Strelitzia reginae flor amarilla

Cuidados de la Strelitzia reginae

En cuanto a su ubicación tenemos que decir que es una planta muy resistente al viento, ello hace que puede estar en las zonas más desprotegidas del jardín o terraza. Lo que si necesita es una buena iluminación, es ideal es que esté a pleno sol.

Como podemos intuir prefiere los climas cálidos y subtropicales. Cuando hay temperaturas inferiores a 10ºC se dificulta la floración. En el Mediterráneo, normalmente las temperaturas invernales no son muy frías, así que se desarrolla estupendamente.

La Strelitzia reginae es una planta muy rústica, así que no es muy exigente en cuanto a suelos, pero como siempre tiene como cualquiera sus preferencias. Vegetará mucho mejor en suelos profundos, que estén bien drenados y posean un pH neutro o ligeramente alcalino y rico en materia orgánica.

Los riegos serán moderados y especialmente en verano no debe perder la humedad.

Si nuestra planta de Strelitzia reginae está plantada directamente en el suelo del jardín le aportaremos el abono que utilicemos para el mantenimiento del mismo. Solamente interesa saber que si le aportamos excesivo nitrógeno su floración mermará. Si al comprobar el suelo a la hora de plantarlo observamos que es muy alcalino le aplicaremos para corregir la clorosis férrica, un aporte extra de hierro.

Si la planta la tenemos en maceta y es hora de su trasplante, suele ser cada tres años, lo realizaremos en primavera con un sustrato rico en materia orgánica sin olvidar poner en la base una capa de grava o arcilla expandida para que tenga un buen drenaje, nunca debe estar encharcada.

Strelitzia reginae de flor naranja

No necesita poda, pero sí debemos eliminar las flores marchitas, así como las hojas viejas o estropeadas.

La Strelitzia reginae aunque se puede reproducir por semillas, es mejor hacerlo por división de matas al comenzar la primavera. Ella emite unos hijuelos y esos son los que plantaremos en maceta con un sustrato para plantas de exterior, poniendo en la base grava o arcilla expandida para que tenga buen drenaje. Deberán tener lógicamente una porción de raíces y se deben plantar rápidamente. Cuando enraice y crezca lo suficiente la podemos trasplantar al jardín si lo deseamos.

Cuando la planta emita sus flores, si queremos disfrutarlas en jarrón como flor cortada, debemos arrancarlas realizando un tirón horizontal o mediante bamboleo de lado a lado. Si realizamos el corte con tijera produce una mayor herida y por lo tanto, más riesgo de entrada de enfermedades.

Strelitzia reginae, grupo

Plagas y enfermedades de la Strelitzia reginae

Es una planta bastante rústica, lo que hace que sea muy resistente a plagas y enfermedades. Pero en un jardín es fácil encontrar cultivos y plantas colindantes, así que en época de mayor calor prestaremos atención a la araña roja, las cochinillas y los thrips. Y también a nivel radicular pueden atacarla los nemátodos y gusanos del suelo. Debemos también observar si el taladrador de raíces y cuello forma galerías.

Hemos destacado que es fundamental controlar bien el riego y la humedad para no tener problemas de enfermedades porque podrían hacer su aparición el Fusarium, la Alternaria, la Ascochyta passiflorae y la Gloeosporium sp., hongos que se pueden controlar si mantenemos como decimos el terreno no encharcado.

No lo dudes y pon en tu jardín, patio, terraza o balcón esta obra maestra de la Naturaleza, la verdadera ave del paraíso.