Plantas aromáticas

Plantas aromáticas

Las plantas aromáticas se caracterizan por contener sustancias y/o aceites esenciales que generan aromas, por lo que suelen utilizarse en la elaboración de perfumes, licores, etc. Algunas de ellas también son condimentarias, haciéndolas imprescindibles en la cocina, como es el caso del tomillo, la albahaca, el romero, etc.

Son fáciles de cultivar en maceta o directamente en el jardín. Y si las dejamos secar, podemos elaborar bolsitas aromáticas con las que disfrutar de su fragancia en el hogar.

R

Encontrará las plantas MaQu en los mejores Centros de Jardinería

Lavandula stoechas

La bráctea superior en la espiga de la flor hace inconfundible a la Lavándula stoechas ya que es la única especie aromática de Lavanda que lo tiene.

Orégano

Escuchar Orégano casi siempre se asocia a la cocina, al aroma de las pizzas italianas, y es que es uno de los ingredientes indispensables.

Santolina chamaecyparissus

Tiene alto valor ornamental por su forma y por los toques dorados de sus flores, que contrastan a la perfección con el fondo grisáceo de su follaje.

Mejorana

El Origanum majorana es una planta que desempeña varios roles beneficiosos en el jardín, desde atraer polinizadores hasta repeler plagas y embellecer el paisaje.

Lavandula dentata

Es una de las plantas aromáticas más apreciadas para el jardín, con la que podemos crear borduras, setos bajos y bellos macizos florales.

Thymus vulgaris

Su uso como planta condimentaria es destacado, ya que las diminutas hojas que la caracterizan se convierten en una valiosa adición culinaria.

Salvia

Planta maravillosa para cultivar en jardín como en maceta con una gran variedad de tipos en diferentes colores, alturas y texturas.

Stevia rebaudiana

Este pequeño arbusto herbáceo es de origen sudamericano que se puede cultivar fácilmente en casa, y dicen de él que es el mejor sustituto del azúcar.

Helichrysum thianschanicum

Seguro que Curry te suena a condimento, a especia de la gastronomía hindú, pero nada tiene que ver con la planta, salvo su inconfundible aroma.

Idiomas »