Atractiva y colorida planta que brilla por sí sola y que alegrará balcones, jardineras, macetones, bordillos, arriates, e incluso jarrones como flor cortada.

Tanto el número de flores como la hermosura de las mismas hace que la Schizanthus wisetonensis se encuentre entre las especies más vistosas y de alegre colorido que son capaces de engalanar el lugar donde se encuentren, siendo pocas las especies de plantas que pueden competir con ella.

Existen variedades de esta preciosa anual, cuyos colores van del rojo al blanco, pasando por el rosa, carmesí, malva, púrpura…, todas ellas muy llamativas. Y entre las variedades algunas enanas que son ideales para el cultivo en maceta.

Las matas de la Schizanthus wisetonensis alcanzan una altura de unos 30 a 50 cm. Su follaje compuesto de tallos erguidos y delgados recubiertos de hojas verdes esmeralda, queda prácticamente sepultado por la gran masa de flores que produce.

El origen de la Schizanthus wisetonensis

El género Schizanthus pertenece a la familia de las Solanaceae, lo forman unas 12 especies de plantas herbáceas anuales, procedentes de Argentina y Chile, aunque está extendido en muchas regiones del mundo de clima templado.

La especie Schizanthus wisetonensis, es el resultado de la hibridación entre S. pinnatus y S. grahamii y es la especie más habitual que encontrarás en el mercado. Se la conoce también con otros nombres populares como planta de la mariposa, pajarito, mariposita o flor de la mariposa entre otros nombres.

Schizanthus wisetonensis en rosa

¿Cómo es la Schizanthus wisetonensis?

Los tallos erguidos de la Schizanthus wisetonensis puede alcanzar una altura de unos 30 a 50 cm. Las hojas son de color verde intenso con los bordes dentados o lisos, según variedad.

Sus flores pueden surgir solitarias o en grupos. Son abundantes, tienen una forma tubular y las encontramos en diversos colores, rojo, blanco, rosa, carmesí, malva, púrpura…

Cuidados de la Schizanthus wisetonensis

La exposición de la Schizanthus wisetonensis para un correcto desarrollo estaría en lugares soleados siempre que disfrute de un clima templado, no le gustan las altas temperaturas ni el sol directo si este es fuerte, le produciría quemaduras, en este caso la ubicaremos en una posición de semisombra.

Como decimos el calor intenso le afecta, así que le proporcionaremos espacios frescos muy bien iluminados. Su rango óptimo de temperatura es de 12°C a 24°C pero tolera temperaturas de 8°C hasta 30°C. Tampoco debemos exponerla a vientos fuertes.

Schizanthus wisetonensis, flor

El sustrato para que el Schizanthus wisetonensis se desarrolle adecuadamente, debe ser fértil, ligero, que retenga la humedad ligeramente sin peligro de encharcamiento con un pH de 5.8 a 6.2. En maceta utilizaremos un sustrato universal o para plantas de exterior.

Si la tenemos en maceta, debemos asegurarnos de que tiene buen drenaje para que no se produzcan encharcamientos y mantener así su sistema radicular sano. Le aportaremos en la base grava o arcilla expandida.

En verano y debido a su floración por las altas temperaturas, el riego debe ser generoso pero no excesivo para que la tierra este húmeda, pero sin que se llegue a encharcarse.

Durante la floración agradecerá que se la abone con un fertilizante para plantas de flor, aportado en el riego cada quince días a la dosis recomendada por el fabricante. Si no lo hacemos corremos el riesgo de que su follaje amarillee.

Estamos ante una planta de crecimiento rápido, lo que de ella nos gusta es su volumen, por lo que no efectuaremos ninguna poda, simplemente eliminaremos las flores marchitas para que siga floreciendo en gran cantidad.

Su multiplicación es a través de semillas. La primavera es digamos la época natural de floración, pero en la realidad podemos sembrar esta planta en distintas épocas, según el momento en que se desee su floración en climas cálidos. En el hemisferio norte, si las siembras en agosto tendrás la floración en mayo, si quieres la floración en verano debes realizar la siembra en febrero, marzo o abril. Posteriormente cuando alcanzan una altura de unos 10 cm. las pinzaremos para estimular su brotación lateral, después, cuando llegue a los 20 cm también la volveremos a despuntar, así lograremos una planta compacta e incrementaremos la cantidad de flores.

Schizanthus wisetonensis en fucsia

Plagas y enfermedades de la Schizanthus wisetonensis

Partiendo de que compramos siempre sanas las plantas de la Colección MaQu, una vez en nuestro hogar pueden verse afectadas por cultivos colindantes o situaciones que escapan a nuestro control.

Las Schizanthus wisetonensis son plantas bastante resistentes a las enfermedades, digamos que sus principales enemigos son el excesivo calor y el exceso de riego que pudre su sistema radicular.

Si las condiciones ambientales son de humedad alta es conveniente realizar tratamientos preventivos con fungicidas para evitar las enfermedades fúngicas.

Por cultivos o plantas colindantes puede ser atacada por plagas comunes, como trips, mosca blanca, pulgón, minador, babosas… entre otras, que llegado el caso se pueden tratar con insecticidas ecológicos.

Podemos encontrar la Schizanthus wisetonensis dentro de la Colección de Plantas MaQu en una amplia variedad de colores.