El Osteospermum ecklonis, antes conocido como Dimorphoteca no pasa desapercibido. Son plantas alegres y nos anuncian la llegada del buen tiempo con días más largos y temperaturas más agradables.

En primer lugar aclararemos que el Osteospermum ecklonis, se comenzó a conocer como Dimorphoteca. Y es que anteriormente, las especies de Osteospermum se incluían en el género Dimorphoteca, pero cuando este último se circunscribió solamente quedaron incluidas las plantas anuales. De ese modo, todas las especies perennes se agruparon en el género Osteospermum, compuesto por unas 70 especies, de plantas y herbáceas perennes semileñosas y anuales.

Dado el carácter híbrido de la planta la encontramos en multitud de variedades que nos aportan delicadas flores en un sinfín de colores que van del blanco al morado pasando por toda una gama de rosas, amarillos, crema, fucsias, lilas y naranjas. Digamos que son las flores su principal valor ornamental que permite ser un culto para los coleccionistas.

El Osteospermum ecklonis se utiliza mucho en jardinería porque es ideal para crear coloridos macizos en el jardín durante su periodo de floración que va desde finales de invierno hasta bien entrada la primavera. Tras su floración, se crean interesantes volúmenes que se mantienen verdes durante todo el año.

Osteospermum ecklonis de la Colección MaQu

El origen del Osteospermum ecklonis

El Osteospermum ecklonis pertenece a la familia de de las Compositae, aunque encontramos bibliografía que la sitúa dentro de la familia de las Asteraceae. Su nombre científico deriva del griego osteon (= hueso) y del latín spermum (= semilla).

A esta planta se la conoce también con nombres como dimorfoteca, margarita africana, margarita del cabo, matacabras, caléndula del cabo, estrella polar… y es originaria de África del Sur. Sus seductoras flores atraen las mariposas, que actúan como agentes polinizadores.

La hibridación del Osteospermum ecklonis resulta fácil de realizar y hay mucho interés por parte de muchas empresas productoras de esta planta en obtener nuevas variedades, lo que nos permite disponer cada día más de un amplio surtido de variedades que amplían la gama de colores.

¿Cómo es el Osteospermum ecklonis?

El Osteospermum ecklonis es una planta de aspecto herbáceo, de hoja perenne, que se comporta como planta anual. Sus hojas son verdes, alternas, normalmente de forma lancelolada, aunque también las encontramos según la variedad en forma enteras y dentada. Alcanza una altura de unos 30 a 50 centímetros.

Sus flores se desarrollan de forma solitaria al final de sus ramas y tienen una forma similar a la de las margaritas. Esta floración nos alegra desde finales del invierno hasta finales de primavera en un sinfín de tonalidades que van del blanco al morado pasando por toda una gama de rosas, amarillos, crema, fucsias, lilas y naranjas.

Cuidados del Osteospermum ecklonis

La ubicación del Osteospermum ecklonis en el jardín debe de ser a pleno sol. De esta forma su crecimiento será compacto y el color de sus flores será más intenso. Aunque tolera una media sombra como decimos es recomendable una exposición a pleno sol para que sus flores se abran y luzcan todo su potencial.

Si deseamos plantar el Osteospermum ecklonis en macizos o arriates, la densidad de plantación será de unas cuatro plantas por metro cuadrado, aunque nos debemos fijar en la variedad por si hay que poner alguna más. No es recomendable plantarlas muy juntas porque al poco tiempo, si su crecimiento es normal, formarán una sola y gran masa foliar. Aquí podemos jugar con las variedades para conseguir una gran mancha de color compuesto por varias tonalidades en diferentes formas y alturas.

Osteospermum ecklonis de la Colección MaQu

Le gusta que la temperatura sea suave y que el ambiente no muy húmedo. El exceso de temperatura puede llegar a deteriorarla.
Aunque el Osteospermum es bastante rústico, si el terreno está encharcado le afecta a su sistema radicular y entonces amarillea, perdiendo parte de su encanto ornamental. Es preferible que el terreno sea fértil y con buen drenaje.

Resiste cierto grado de sequía, por lo que el riego será más bien moderado.

El crecimiento del Osteospermum ecklonis es muy potente, sobre todo al comienzo de la primavera, por lo que debemos abonarlo con regularidad, evitando los abonos ricos en nitrógeno. Un abono para plantas de flor será ideal.

Es recomendable conforme se marchiten las flores, eliminarlas para prolongar la floración. Tras ella, es interesante realizar una poda de limpieza y mantenimiento para favorecer su crecimiento compacto. Cada dos años es conveniente hacer una poda más severa de rejuvenecimiento.

La reproducción del Osteospermum se realiza por semilla o esqueje, y nosotros lo presentamos ya listos para disfrutarlos en macetas de 12 a 18 centímetros de diámetro en centros de jardinería, grandes superficies y tiendas especializadas.

Osteospermum ecklonis de la Colección MaQu

Plagas y enfermedades del Osteospermum ecklonis

Estamos ante una planta muy rústica y muy resistente a las plagas y enfermedades. Casi que lo único que deberíamos tener en cuenta es no darle demasiada humedad para evitar pudriciones.

Al estar al aire libre con cultivos colindantes que estén infectados, podrían asentarse en ella. Entre los más comunes que pueden interrumpir su desarrollo se incluyen los pulgones y la mosca blanca, que nada más los detectemos un tratamiento insecticida los eliminará.

El Osteospermum ecklonis pertenece a la Colección de Plantas MaQu presentada en diversos tamaños de maceta y un amplio abanico de colores.