Abundante floración y bajo mantenimiento, sería la descripción para esta suculenta. De las favoritas por su porte para decorar patios y terrazas, como el interior de nuestro hogar.

El Kalanchoe Tessa es una planta crasa que florece en abundancia a finales de enero hasta bien entrado abril. Podemos disfrutar de ella en climas mediterráneos al exterior en un lugar soleado o a media sombra y en clima atlántico mejor en el interior con mucha luz.

Lo que más gusta de ella es su porte colgante y su rápido crecimiento, llegando a alcanzar los 30 centímetros. Pertenece a la familia de las Crassulaceae (Crasuláceas).

Esta planta cada vez es más conocida y demandada por sus características: poco mantenimiento y la duración de la floración en unos meses que la gama es corta. En maceta resulta muy decorativa suspendida, también sobre una peana, una mesa…

El origen del Kalanchoe ‘Tessa’

El Kalanchoe es originario de Madagascar. Nuestra protagonista es un cultivar certificado por el Award of Garden Merit, que otorga la Royal Horticultural Society (RHS) Británica. Para obtener esta calificación la planta debe estar disponible hortícolamente, tener una excelencia excepcional para la decoración del jardín o uso económico, debe ser de buena constitución y no debe requerir condiciones de crecimiento altamente especializadas o de atención. También que no sea particularmente susceptible a cualquier plaga o enfermedad y no estar sujeta a un grado razonable de reversión.

Kalanchoe 'Tessa' Maqu en maceta

Pues todo esto son características de la planta que ocupa hoy este espacio: el Kalanchoe ‘Tessa’.

¿Cómo es el Kalanchoe ‘Tessa’?

Esta planta puede alcanzar como decíamos una altura de unos 30 cm. máximo, pero recomendamos que se mantenga en cultivo suspendido ya que su porte colgante así lo requiere.

Las hojas son verdes, carnosas, con el borde dentado y nos regalarán unas bonitas y abundantes flores naranjas en forma de campánula delgada y alargada que brotan de un tallo delgado de menos de 0,5 cm de grosor.

Cuidados del Kalanchoe ‘Tessa’

Su ubicación será en un lugar soleado o a media sombra si la tenemos al exterior. Si está en el interior debe estar en lugares bien iluminados, cerca de una entrada de luz como una ventana.

El Kalanchoe ‘Tessa’ es una planta muy rústica que resiste heladas débiles y puntuales de hasta los -2ºC.

Es una planta de rápido crecimiento por lo que el cambio de maceta se hará cada dos años, con un sustrato que tenga buen drenaje, los especiales para cactus son ideales.

Las suculentas toleran bastante la sequía. Son plantas que no deben estar encharcadas por eso es importante el drenaje. En el caso del Kalanchoe ‘Tessa’ lo regaremos cuando lo necesite comprobando la humedad. Digamos que unas dos veces por semana en verano, que no le falte la humedad y cada 10-15 días el resto del año. Sí que es recomendable una vez pasada la floración un periodo ‘de reposo’ en el que apenas lo regaremos.

Kalanchoe 'Tessa' Maqu, flores

Aunque no es una planta muy exigente, crecerá mucho más bonita si se la abona. En primavera y verano que es su período de máximo crecimiento lo abonaremos cada 15 días con un fertilizante para cactáceas.

El Kalanchoe ‘Tessa’ se multiplica en primavera o verano por esquejes de hoja, es decir cortando una hoja sana, dejando secar la herida unos tres días y plantándola en una maceta algo tumbada. Las raíces emergerán por la misma zona por donde estaba unida a la planta madre. Y en una o dos semanas comenzarán a salir hojas nuevas.

Plagas y enfermedades del Kalanchoe ‘Tessa’

El Kalanchoe ‘Tessa’ es una planta bastante rustica y de bajo mantenimiento que no suele presentar problemas de plagas y enfermedades.

Si aparecieran serían con el exceso de riego y con los caracoles en época lluviosa. También la cochinilla es uno de sus enemigos naturales.