La Cineraria marítima es una planta ideal para utilizarla en jardinería por el color de su follaje blanquecino que contrasta con las otras plantas.


Aunque sus flores son amarillas, no son su principal atractivo. El valor ornamental principal de la Cineraria marítima reside en el color blanquecino de sus tallos y hojas que resaltan de forma atractiva creando grandes masas grises.

Este follaje resulta muy interesante en rocallas y borduras y también es una excelente especie para cubrir grandes superficie como planta tapizante donde combina a la perfección con otras especies formando con ellas manchas de color muy armoniosas.

La Cineraria marítima es muy utilizada en jardinería pública, debido a su rusticidad, aguantando condiciones de viento, altas temperaturas, e incluso periodos de sequía una vez establecida, por lo que es ideal también en ambientes costeros.

Podemos cultivarla como indicamos en el jardín y también en macetas y jardineras para la decoración de patios, balcones y terrazas donde resulta muy decorativa.

El origen de la Cineraria marítima

Esta planta herbácea perenne pertenece a la familia Asteraceae, al género Jacobeae y es originaria de la zona mediterránea. También es conocida científicamente como Jacobaea marítima y Senecio cineraria.

Recibe los nombres vulgares de Cenicienta, Cineraria gris, Cineraria de mar…

Esta planta está presente de forma espontánea por toda la cuenca mediterránea española y naturalizada en las Islas de Ibiza, Mallorca y Menorca en España, siempre en ambientes rocosos.

Cineraria maritima, floración

¿Cómo es la Cineraria marítima?

La podemos describir como una planta herbácea perenne, aunque en zonas con heladas muy rigurosas su comportamiento es de anual, que puede alcanzar en suelo una altura de un metro, en floración. Forma una mata muy ramificada desde su base con tallos que crecen de forma erecta.

El tallo y las hojas están cubiertas por una fina vellosidad blanquecina que le dan un aspecto aterciopelado. Estas hojas son muy originales, alternas, pinnadas en lóbulos estrechos de un color gris plata más claro en el envés, lo que forma un contraste entre ambos lados que le confieren ese color plateado que caracteriza a esta planta.

La floración se produce en verano. Sus flores sobresalen sobre tallos largos agrupadas en inflorescencias redondeadas. Estas flores son parecidas a las margaritas aunque más pequeñas, su centro es de un amarillo más oscuro que sus pétalos de forma ovalada y estrechos que son en amarillo más claro y brillante. Estas flores atraen a los insectos polinizadores, y dan lugar posteriormente a un fruto muy pequeño donde alojan su semilla.

Cuidados de la Cineraria marítima

Su ubicación será siempre a pleno sol para mantener la planta compacta, aunque también tolera la semisombra. En el caso de una exposición en el interior ubicaremos la Cineraria marítima cerca de una buena fuente de luz, ya que de lo contrario sus tallos se alargarán perdiendo su valor ornamental.

Aunque es una planta muy resistente al calor y puede resistir temperaturas invernales de algunos grados bajo cero (-10ºC) y heladas suaves y breves, para un crecimiento idóneo las temperaturas ideales se sitúan entre 10 a 12ºC durante la noche y de 22 a 26ºC durante el día. Por debajo de ellas se ralentizará su desarrollo y por encima se acelerará.

En cuanto al tipo de suelo, un pH de 6 es el ideal con una EC (conductibilidad eléctrica) situada entre 1,5 y 2 milimhos. Son plantas muy rústicas que crecen en cualquier tipo de suelo aunque lo prefiere ligero, arenoso y con buen drenaje, ya que no tolera los encharcamientos. El sustrato universal o el sustrato de plantas de exterior es el indicado en caso de plantar esta planta en maceta a la que incorporaremos en su base una capa de arcilla expandida o grava.

Cineraria marítima, follaje

A la hora del riego, no necesita mucha hidratación una vez establecida sobretodo en suelo. En maceta sí que necesitará más aporte de agua en especial en los ejemplares jóvenes durante primavera y verano con temperaturas altas. Ya en otoño e invierno iremos disminuyendo los riegos. Que nunca esté encharcada y si está en maceta retiraremos el agua sobrante que quede en el plato.

La fertilización la realizaremos en época de crecimiento vegetativo, con algún abono orgánico que encontrarás en el mercado.

Para mantener la planta en buenas condiciones y favorecer su brotación, iremos cortando las inflorescencias conforme se vayan secando retirando toda la vara floral a la vez que también cortaremos las hojas y tallos secos o estropeados. A finales de invierno o principios de primavera efectuaremos de nuevo una poda de limpieza.

La Cineraria marítima se reproduce fácilmente por semillas sembradas en primavera y por esquejes después de la floración.

Plagas y enfermedades de la Cineraria marítima

Aunque es una planta bastante rustica puede verse afectada por las plagas habituales que pueden invadir un jardín como serían el pulgón en sus inflorescencias y el minador en sus hojas.

En cuanto a las enfermedades que tampoco serían en su caso muy frecuentes, pero en el caso de riesgo, la Phytoptora, la Alternaria, la Roya y el Oidium, pueden ser los más propensos a manifestarse. Digamos que su principal enemigo es el exceso de humedad, no tolera los suelos encharcados.

Por lo tanto la Cineraria marítima es una planta muy fácil de cuidar y de mantener que no nos dará ningún problema y si un punto elegante de color.