Planta acuática de ribera a la que pocas plantas pueden igualar su espectacular floración con hermosas y alegres flores amarillas simples.

La Caltha palustris es una planta muy poco exigente, que podemos encontrar como planta de ribera en lagos y estanques para embellecerlos. En primavera nos regalará unos bonitos ramilletes de flores de color amarillo dorado brillante que contrastan con su follaje verde oscuro, compacto, lo que le brinda un aspecto que llama mucho la atención.

Su nombre científico es Caltha palustris, aunque se la conoce de forma popular con multitud de nombres: ‘calta’ ‘caléndula acuática’ ‘aro palustre’, ‘centella’, ‘centella de Castilla-La Vieja’, ‘centella palustre’, ‘centella de agua’, ‘cala de agua’, ‘hierba centella’, ‘hierba del rosario’, ‘hierba palustre’, ‘viola amarilla’, ‘yerba centella’, ‘aro de pantano’, ‘caléndula acuática’ ‘calta palustre’, ‘verruguera’…

El origen de la Caltha palustris

Es una planta nativa de la Península Ibérica que crece en lugares pantanosos, húmedos, cerca de zonas encharcadas.

Pertenece a la familia de las Ranunculáceas, al género Caltha y a la especie C. palustris, encontrándose catalogada como ‘planta de rivera o margen’, siendo por tanto recomendada para ocupar espacios lindantes al estanque.

Caltha palustris, planta acuática

¿Cómo es la Caltha palustris?

La Caltha palustris es una planta herbácea y perenne con tallo verde, hueco y erecto que puede alcanzar hasta medio metro de altura. Sus hojas también de color verde oscuro son grandes, redondeadas, muy brillantes con un largo peciolo.

Florece de forma espectacular entre los meses de abril a junio. Sus flores poseen cinco pétalos de color amarillo dorado brillante, son terminales y se encuentran a pares llenando totalmente la planta. Contiene varios estambres y un gineceo (conjunto de órganos femeninos de la flor) con carpelos (estructura con forma de hoja que porta o encierra uno o más óvulos) fijados en la parte inferior.

El fruto de esta planta es policarpelar (que tiene varios o muchos carpelos) y posee una gran cantidad de semillas de coloración oscura.

Caltha palustris, planta acuática

Cuidados de la Caltha palustris

La mejor ubicación que podemos procurarle será al sol o en semisombra a orillas de un estanque, ya que requiere aguas poco profundas de unos 15 a 20 cm. máximo. También en jardines pantanosos o en arriates de herbáceas. Debemos tener en cuenta que tolera el frío bastante, incluso heladas hasta -20ºC.

Necesita suelos ácidos, húmedos y frescos. Una vez plantada requiere que se le quiten las hojas secas y podarla cada otoño. Cada cuatro años más o menos debemos hacer una división de matas para que no se asfixie.

Si la ubicamos directamente al estanque en una maceta, al llegar el otoño es conveniente su trasplante aportándole turba y sacándola de él hasta la primavera no descuidando su humedad.

Si la queremos reproducir aprovecharemos ese momento del trasplante para hacerlo por división de mata, que se puede hacer también en primavera. Podemos también reproducirla mediante semillas en primavera.

Su espectacularidad a nivel individual, se verá realzada si la acompañamos con otras plantas.

Plagas o enfermedades de la Caltha palustris

Al ser una especie muy rústica en su entorno natural es raro que tenga alguna plaga o enfermedad. Solamente al estar en zona húmeda, hay que vigilar posibles hongos como el Oidium.