Las Begonias eran utilizadas por las ‘hadas’ para armonizar ambientes como símbolo de la energía y el equilibrio natural… según antiguos mitos.

La familia de las Begonias sp. es de las más numerosas que existen. Según algunos expertos más de 1500 especies, a las que habría que añadir un gran número de híbridos que los obtentores de variedades además, han aportado.

Existen diversas clasificaciones científicas de las Begonias sp., nosotros nos quedaremos con las que corresponden a su morfología, de las que ponemos un ejemplo de especie, pero existen muchísimas más:

  • Por su tipo de raíz se dividen en tres grupos: fibrosas (Begonia semperflorens), tuberosas (Begonia elatior) y rizomatosas (Begonia rex).
  • Por su valor ornamental a la vez se clasifican en cuatro grupos: Begonias de flor (Begonia elatior), Begonias arbustivas (Begonia corallina “Picta”), Begonias de hoja (Begonia rex) y Begonias rastreras o trepadoras (Begonia prismatocarpa).

Nos vamos a centrar en la Begonia rex que está dentro de las Begonias de hoja, llamadas así porque la belleza de estas reside en su follaje, una verdadera paleta de pintor con un gran amalgama de colores donde algunas variedades disfrutan de hojas con formas muy curiosas, como la “Escargot” donde la base de la hoja está sujeta al final del peciolo formando una espiral en el corazón de la hoja.

Begonia rex

Sin lugar a dudas, la Begonia rex es una de las plantas de interior con una impresionante y delicada belleza de gran poder decorativo que nos podemos encontrar.

Los seguidores del Feng Shui recomiendan esta planta para restituir la armonía en el hogar. Esto debe ser por la creencia de que estas plantas eran utilizadas por las ‘hadas’ para armonizar ambientes como símbolo de la energía y el equilibrio natural. Creas o no en las ‘hadas’ lo que es cierto es que son un tipo de plantas con uno de los follajes más bellos que la Naturaleza nos regala.

Hoy que se lleva tanto el color blanco en el interior de los hogares, seguro que encuentras entre su gran surtido la que mejor contraste en tu decoración. Simplemente tienes que añadirle un macetero decorativo y ella sola obrará el milagro de vestir ese espacio llenándolo de vida con sus magníficos dibujos. Hasta puedes coleccionarlas. Son numerosos los interioristas que utilizan la Begonia rex como detalle vivo colocando una por una —iguales o distintas variedades— en macetas sucesivas.

El origen de la Begonia rex

Las Begonias sp. son originaria de las zonas tropicales y subtropicales de América, África y Asia. Se volvieron sumamente populares en el siglo XIX como plantas decorativas de interior y también en los jardines.

Fue el monje y explorador británico Charles Plumier quien descubrió esta planta en uno de sus viajes y le otorgó este nombre en honor a su benefactor, el gobernador francés de las Indias Occidentales, Michel Bégon durante el reinado de Luis XIV. Desde entonces los investigadores en botánica las han reproducido e hibridado para obtener cada día plantas más bellas.

Las Begonias sp. pertenecen a la familia de las Begoniaceae, compuesta por más de 1500 especies. A la Begonia rex se la conoce popularmente como Begonia de hoja y concretamente es oriunda de los bosques de la India. Las Begonias rex forman un grupo de híbridos con multitud de hermosas variedades que derivan de los cruces de las especies Begonia rex y Begonia diadema que se adaptan mejor al cultivo de interior. Actualmente encontrar una auténtica Begonia rex resultaría insólito.

Begonia rex, flores

¿Cómo es la Begonia rex?

Hemos comentado que la Begonia rex es una planta rizomatosa, por lo que su raíz es un grueso rizoma que forma un tallo subterráneo con yemas de crecimiento horizontal que emiten a su vez brotes herbáceos que originan nuevos tallos. Son plantas que en suelo se extienden cubriendo grandes áreas de terreno.

Las hojas surgen en el extremo de pecíolos quebradizos generalmente rojizos, en su superficie y en el peciolo tienen una fina y corta vellosidad blanquecina. Estas nacen de una roseta central en un punto del rizoma. Todo el año mantienen el follaje.

La Begonia rex está también dentro de las Begonias de hoja, llamadas así porque la belleza de estas reside en su follaje, una verdadera paleta de pintor, porque encontramos hojas en tonalidades plata, verdes, marrones, rosados, rojos, púrpuras, amarillos…, muchos de ellos mezclados de forma variada que forman veteados, franjas, topos, manchas… y no se quedan sólo en el color porque también sus hojas las encontramos en diferentes tamaños y formas: de gota, de caracol, con bordes ondulados, lisos, acabadas en punta, surcadas por marcadas nervaduras… con una textura rugosa y semicarnosa. Una verdadera obra de arte con la que nos sorprende el mundo vegetal para poderlas disfrutar en el interior de nuestro hogar.

Dada la contundencia cromática de las hojas, las pequeñas flores en color blanco o rosa, pasan desapercibidas.

Cuidados de la Begonia rex

La Begonia rex es perfecta para jardines y patios de sombra donde la luz del sol esté tamizada por árboles o arbustos más altos. Aunque su mejor ubicación es el interior de nuestro hogar, muy bien iluminado pero sin que reciba luz directa del sol ya que quemaría sus hojas. Una ventana orientada al norte es perfecta.

Recordemos que estamos ante una planta tropical, por lo que su temperatura ideal está entre los 17 y 23ºC. No soportaría que las temperaturas bajaran en exceso. No debemos exponerlas cerca de fuentes de frío o calor y alejarlas de las corrientes de aire.

Begonia rex

Normalmente necesitará de humedad ambiente, podemos pulverizar agua cerca de sus hojas o lo más natural es ponerla en compañía de otras plantas para que formen entre ellas un entorno más húmedo.

Tanto si está al exterior cultivada en el suelo del jardín o en maceta en el interior, el sustrato debe ser ligero, que retenga humedad, pero que tenga un buen drenaje. Si el suelo del jardín no es rico en materia orgánica se la aportaremos. En maceta debemos buscar un sustrato para plantas de interior y en su base no debemos olvidar poner una capa de grava o arcilla expandida.

La Begonia rex no necesita mucha agua. Conviene dejar secar un poco el suelo o el sustrato entre riegos, pero que no pierda la humedad. En verano por supuesto que aumentaremos la frecuencia de los riegos, teniendo siempre la precaución de que la planta no quede encharcada. El riego lo haremos por inmersión evitando mojar el follaje.

Respecto a la fertilización, en primavera y verano, épocas de gran actividad vegetativa aplicaremos en el agua de riego un abono para plantas de interior de flor a la dosis y frecuencia indicada por el fabricante. Si necesita de trasplante, lo efectuaremos en primavera.

Debemos ir eliminando las hojas que se puedan estropear, así como las flores marchitas ya que afean la apariencia de la planta.

La Begonia rex se reproduce por semilla, por división del rizoma y también por esqueje de hoja: Basta con reducir el tamaño de la hoja y el peciolo y enterrar este último quedando la hoja erguida pero en contacto con el sustrato y la humedad. Trascurridas unas semanas aparecerá una pequeña plantita.

Plagas y enfermedades de la Begonia rex

Como casi todas las plantas de interior, debido al ambiente más bien seco en el que se desarrollan, también las Begonias sp. pueden ser sensibles al ataque de la araña roja.

También es importante controlar el riego y evitar estancamientos para que no se produzcan problemas de hongos en tallos y raíces.

Estas reinas de interior bien merecen un espacio en nuestro hogar que seguro aportará esa armonía de la que nos habla el Feng Shui.