Planta muy apreciada por los paisajistas y aficionados que se caracteriza por la gran envergadura que puede llegar a alcanzar, además de por la impresionante floración roja.

Actualmente hay más de 1500 variedades dentro de la familia Begoniaceae, a la que pertenece la Begonia x hybrida Dragon Wing. Encontramos que botánicamente se han clasificado estas variedades como plantas herbáceas, anuales o perennes. Esta Begonia es una planta anual, aunque según en qué clima puede cultivarse como vivaz.

Las hojas de las Begonias en diferentes coloraciones que van del verde al rojo y variegatas, son suculentas. Las flores van desde lo insignificante a lo más destacado de la planta. Se las suele clasificar en cuatro grupos:

  • Begonias de flor como por ejemplo las Begonia elatior.
  • Begonias arbustivas como la Begonia Dragon Wing.
  • Begonias de hoja como la Begonia rex o las Begonia beleaf.
  • Begonias tuberosas como la Begonia pearcei o la Begonia socotrana.

El origen de la Begonia Dragon Wing

Fue en el año 1997, cuando vimos a la Begonia Dragon Wing en el mercado por primera vez. Fue el resultado tras un cruce de un cultivar de Begonia semperflorens y la Begonia descoleana, una especie originaria de América del Sur.

Se la conoce también como Begonia Ala de Dragón y puede llegar a sobrepasar el metro de altura en el jardín, recordemos que estamos ante una Begonia arbustiva.

Las semillas de esta planta son minúsculas. Un gramo contiene unas 70.000 semillas.

Begonia dragon Wing en plena floración

¿Cómo es la Begonia Dragon Wing?

Sus hojas son lanceoladas, estrechas y alargadas, con el borde levemente dentado, formando un follaje verde muy tupido. También existen variedades con las hojas de un color bronce.

La floración es muy duradera y abundante. Se inicia al principio de la primavera hasta bien entrado el otoño, cuando el color rojo de las flores suele ser aún más intenso. Sus flores son medianas y aparecen reunidas en grupos al final de los tallos cortos y finos.

La Begonia Dragon Wing es una planta muy adecuada para jardines, donde los macizos y muretes cobran gran protagonismo durante su floración. Puede cultivarse en macetas o en el suelo. Luce preciosa en macetas y jardineras en las terrazas y balcones, llegando a tener incluso porte colgante si lo deseamos, lo que puede dar a los porches rincones dotados de gran hermosura como planta colgante.

Cuidados de la Begonia Dragon Wing en el jardín

Es fácil el mantenimiento de la Begonia Dragon Wing en el jardín. Una ubicación en semisombra es lo ideal, ya que si la ubicamos a pleno sol, en las horas de mayor intensidad puede producir quemaduras en sus hojas. Las hojas verdes tomarán un tono más rojizo y las plantas serán más compactas y la floración más abundante que en el interior de la casa.

Puede llegar a sobrepasar el metro de altura. Resiste temperaturas bajas, pero fuertes heladas o muy frecuentes la pueden dañar, aunque rebrotará en primavera después de una poda pasado el invierno.

El sustrato tanto si está en suelo como en maceta debe ser rico en materia orgánica, suelto y con buen drenaje. Si el suelo no contiene estas propiedades, podemos mezclarlo con sustrato universal. El pH debe estar entre 4,5 y 5,5.

En el riego evitaremos mojar el follaje. No dejaremos que la planta se seque y pierda turgencia. El agua ideal debe ser blanda, que no contenga cal ni cloro.

El abonado será regular, aportando un poco menos cantidad que la indicada en los envases.

Begonia dragon Wing en jardín

Cuidados de la Begonia Dragon Wing en casa

Debe tener muy buena iluminación, y nunca estar ubicada en una ventana con sol directo, ya que le produciría quemaduras en las hojas. Si no tiene suficiente luz la planta crecerá desgarbada y aunque mantendrá el verde del follaje la floración será más escasa.

El sustrato debe ser suelto, con buen drenaje y rico en materia orgánica. Un sustrato universal estará bien.

Lo ideal es hacer el riego por inmersión evitando mojar el follaje que nos puede dar problemas de hongos. Este riego será moderado sin dejar que la planta se seque. El agua de lluvia, es la ideal y en su defecto podemos dejar el cubo de agua toda una noche para que se evapore el cloro por lo menos. En cuanto al abonado lo aportaremos de forma regular siempre en menor cantidad de lo que indican los envases.

Plagas y enfermedades de la Begonia Dragon Wing

Una buena ventaja para mantener sanas a nuestras Begonia Dragon Wing, así como todas las plantas, es tenerlas lo más limpias posibles de hojas y flores secas.

Aunque las Begonia Dragon Wing son muy resistentes, pueden verse atacadas por hongos como el Mildiu y la Botritys cuando hay exceso de humedad y mojamos en el riego el follaje.

Y en cuanto a plagas en la época de mayor calor la araña roja y los pulgones pueden hacer acto de presencia. También en el jardín son frecuentes los caracoles y las babosas.