Plantas especialmente interesantes para la creación de setos y borduras y por su resistencia a la sequía y espectacular floración.

Los Euryops son plantas muy utilizadas en jardinería costera mediterránea porque resisten bien la salinidad tolerando muy bien la proximidad del mar.

En jardinería funcionan igual de bien para la creación de borduras y setos, como cubresuelo y también como ejemplares aislados en macetas alegrando cualquier rincón y es que producen una copiosa e ininterrumpida floración de flores amarillas durante prácticamente todo el arco del año, manteniéndose siempre verdes.

Las plantas del género Euryops son muy resistentes a la sequía cuando están plantadas en suelo a partir de los dos años. Entre las curiosidades de este género está el que antiguamente su resina se empleó para sustituir a las encías de los dientes y para conservar mejor las botas de la humedad.

El origen del Euryops

Euryops es un género de plantas de flor que pertenece a la familia de las Asteraceae, comprende arbustos y subarbustos, rara vez plantas herbáceas perennes o anuales que comprende unas 152 especies descritas, aunque solamente son 98 las aceptadas.

El nombre Euryops procede del griego eurys que significa grande, ancho y ops, opos de ojo, rostro, seguramente en alusión a sus grandes flores.

La procedencia de estas especies es africana, distribuidas en su mayoría a través de Sudáfrica, con alguna otra representación en Africa tropical oriental, llegando hasta Etiopía, Somalia, Arabia Saudita y Socotra.

Entre las especies más comerciales encontramos el Euryops chrysanthemoides, Euryops pectinatus y Euryops virgineus, cuyos cuidados son similares.

De forma popular se les llama margaritón, magarita amarilla, margarita dorada, eurios, margarita gris…

Euryops chrysanthemoides, Euryops pectinatus  y Euryops virgineus

Euryops chrysanthemoides, Euryops pectinatus y Euryops virgineus

¿Cómo es el Euryops?

Describiremos las tres especies más comerciales porque aunque sus cuidados son similares, la planta si se diferencia:

Euryops chrysanthemoides
Este arbusto de hoja perenne, es de crecimiento redondeado, muy denso que normalmente alcanza una altura entre los 0,50 cm y el metro. Sus hojas son de un color verde oscuro brillante con el margen muy dentado. Sus flores se asemejan a las margaritas, son amarillas y tienen un diámetro de unos cinco centímetros que coronan un largo pedúnculo. Su reposo vegetativo tiene lugar en verano por lo que no emite flores, pero si lo hace a lo largo de todo el año, siendo la floración muy numerosa y duradera. En sus tallos es normal ver gotas de resina. El polen de sus flores atrae a muchos insectos y los pájaros se alimentan con sus frutos, que contienen una sola semilla de color negruzco de unos dos mm.

Euryops pectinatus
Este arbusto leñoso, vigoroso y perenne también se conoce como margaritero gris por el color de su follaje. De crecimiento bastante rápido nos ofrece amplias y vigorosas ramificaciones y puede llegar a alcanzar una altura de 1,50 cm. Sus hojas son suaves, vellosas, de un color grisáceo espectacular que miden entre 4 y 10 cm de largo dispuestas en forma de palma formando a su vez como una espiral. Florece todo el año menos en verano, regalándonos una abundante floración que nos recuerda a las margaritas clásicas pero en color amarillo con el botón también amarillo. Estas surgen de las extremidades de los tallos y son hermafroditas. El fruto contiene una única semilla.

Euryops virgineus
Planta perenne arbustiva, compacta de crecimiento redondeado muy ramificada que puede alcanzar una altura entre cincuenta centímetros y un metro y que necesita de espacio para desarrollarse bien. Posee numerosos tallos verticales, finos, largos y cilíndricos. Sus hojas de un color verde brillante, son muy pequeñas y están compuestas por lóbulos minúsculos de tres a siete segmentos en forma de palma. Cuando la planta es joven estos tallos están cubiertos de hojas que crecen de forma opuesta, pero conforme se va haciendo adulta la planta en la parte inferior ya no hay hojas y sí pequeñas y ásperas cicatrices que recuerdan donde se encontraban. Cuando florece es muy llamativa, ya no solamente por el aroma a miel sino porque lo hace de forma abundante cubriendo casi por completo la planta con pequeñas flores parecidas a pequeñas margaritas de un intenso color amarillo, desde finales de invierno a mediados de primavera.

Euryops

Cuidados del Euryops

Su ubicación siempre debe ser a pleno sol, debemos asegurar varias horas de sol al día para que la floración sea espectacular y las plantas se mantengan compactas.

Son bastante rústicos y resistentes al frío, pueden soportar heladas livianas de hasta -4ºC. al mismo tiempo que soportan muy bien el calor.

Los Euryops son plantas bastante rústicas y aunque puede vivir en cualquier tipo de suelo, una tierra suelta y rica en nutrientes es la ideal además de que drene bien.

Si las disponemos en macetas, utilizaremos un sustrato universal y nos aseguraremos de que tenga un buen drenaje y su riego será cuando la tierra esté perdiendo la humedad. En la base para favorecer el drenaje pondremos una capa de grava o arcilla expandida.

El Euryops tiene una notable resistencia a la sequía, pero eso se produce en el segundo año de su implantación en el suelo. Así que en verano los regaremos dos veces por semana y el resto del año una sola vez.

La fertilización se centrará desde comienzos de primavera hasta final del verano, una vez cada quince días con un fertilizante para este tipo de planta de flor. En verano los Euryops tienen un descenso vegetativo por lo que la floración descenderá en cantidad.

Lo más importante que debe tenerse en cuenta a la hora de la poda, es que la debemos realizar cuando la planta está en reposo vegetativo, es decir en verano. A diferencia de los otros arbustos y plantas perennes, lo haremos al final de la primavera. Si queremos una planta frondosa y compacta lo haremos sin miedo a la vez que eliminaremos las ramas secas o indeseadas porque brotará con fuerza con nuevas ramas que nos darán flores abundantes. También a lo largo del año debemos ir eliminando las flores marchitas para que siga con una floración abundante.

El Euryops lo podemos reproducir por esqueje durante principio de primavera o principio de otoño en el hemisferio norte con un sustrato turboso controlando bien la humedad ambiente para evitar que se deshidraten mientras enraízan y por semilla en primavera.

Euryops chrysanthemoides y Euryops virgineus

Flores de Euryops chrysanthemoides y Euryops virgineus

Plagas y enfermedades del Euryops

Los Euryops son muy duros y resistentes y no suelen dar problemas de plagas, pero ello no significa que sean inmunes. Habrá que vigilar los caracoles y las babosas así como el pulgón, mosca blanca y cochinilla que se pueden controlar de manera preventiva con algún producto ecológico en nuestro centro de jardinería.

En cuanto a enfermedades el oídio es un tipo de hongo que puede afectar al Euryops. Bastará con dar algún tratamiento ecológico preventivo que no deja restos dañinos, ni afecta a insectos beneficiosos y polinizadores.

Esta planta dará un toque de oro casi todo el año a tus espacios.