Planta de crecimiento rápido que resulta muy decorativa y elegante por su porte colgante, que la hace ideal para porches, terrazas, jardines…

Es una planta portentosa que posee una extraordinaria fuerza, llena de energía. Al tocarla desprende un olor que nos recuerda al del incienso, de ahí su nombre común. Sin embargo, nada tiene que ver con el origen del incienso de quemar, que se obtiene a partir de resinas vegetales.

Generalmente los Plectranthus que se cultivan en los viveros todos suelen ser de porte rastrero, ideales para su cultivo en macetas colgantes. Estamos ante plantas de crecimiento rápido.

Coloquialmente se la llama planta del incienso y se cultiva como planta de interior en porte colgante donde resulta muy decorativa. Su exposición al exterior a media sombra en porches, terrazas y jardines adornará con elegancia cualquier estancia.

El origen del Plectranthus coleoides

El Plectranthus coleoides procede de Australia oriental, de las islas Fidji y de Nueva Caledonia. Es más conocida con el nombre común de Planta del incienso, también como falso incienso o plectranto.

Fue descrita en 1788 por un magistrado francés y apasionado botánico llamado Charles Louis L’Héritier de Brutelle, que nos dejó un herbario de unas ocho mil especies y una biblioteca de botánica muy importante. En particular su trabajo se centró en la familia Geraniaceae y publicó en 1792 una obra titulada Geranologia. A él se le debe la distinción entre los tres géneros Geranium, Pelargonium y Erodium.

Flor y follaje del Plectranthus coleoides

¿Cómo es el Plectranthus coleoides?

El Plectranthus coleoides es perenne, siempreverde, de porte erguido que no supera los 30 cm. de altura, que luego pasa a porte rastrero, por lo que puede utilizarse también en jardines como cubresuelo.

De esta especie existen numerosos cultivares, siendo el más extendido el ‘Marginatus’. Se caracteriza como los demás Plectranthus, por tallos cuadrangulares con pequeñas hojas opuestas, dentadas ligeramente velludas, acorazonadas, de color verde claro con los márgenes blanco-crema.

Las flores, poco llamativas son de color blanco o malva claro agrupadas en inflorescencias en racimo y aparecen en otoño e invierno.

Cuidados del Plectranthus coleoides

Se trata de una planta muy popular y como hemos mencionado muy adecuada para cultivar en macetas colgantes, como normalmente la vemos en numerosos hogares, patios, terrazas y balcones.

Su ubicación si la colocamos al exterior será en un lugar protegido del sol directo siempre que sea luminoso y si lo tenemos en el interior lo colocaremos en lugares bien luminosos, alejados en lo posible de las corrientes de aire tanto cálidas como frías. En ambos casos evitaremos ponerla en zonas de paso para evitar que con el roce sus hojas se estropeen.

Es una planta a la que una humedad ambiental alta le favorece, pero es importante que disponga de una buena ventilación. Es bastante resistente al frío pero no a las heladas. La temperatura mínima no debería ser inferior a los 5ºC.

Es una planta que necesita tener buen drenaje. Lo ideal es utilizar un sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita que le permite aireación, y poner en la maceta una capa de grava o arcilla expandida para que el agua drene con más rapidez. El trasplante cuando lo necesite se efectuará en primavera.

En verano el riego debe ser frecuente pero no excesivo para que no se pudran las raíces, digamos que cada dos, tres días semanales. Ya en invierno retrasaremos el riego un poco más y con una vez a la semana será suficiente. Si tenemos puesto un plato debajo, tenemos que retirarle el agua sobrante a los 20 minutos después de haber regado, para evitar la pudrición de las raíces.

En primavera y verano le aportaremos abono para plantas verdes cada tres semanas, no es que sea una planta muy exigente, pero crecerá mucho más bonita si se abona.

Una forma de mantenerla compacta y favorecer el desarrollo de las ramas laterales que pueden hacerse muy largas, es podarla. Cortaremos más o menos a la mitad esas ramas largas después del invierno, aprovechando las puntas para reproducirla mediante estos esquejes apicales si lo deseamos.

Follaje del Plectranthus coleoides

Plagas y enfermedades del Plectranthus coleoides

Los Plectranthus en general son plantas bastante resistentes y de bajo mantenimiento por lo que que no suelen presentar problemas de plagas y enfermedades.

En el exterior tendremos cuidado con los caracoles y babosas, les encantan las hojas tiernas de las plantas, así que los vigilaremos por si tenemos que actuar.

En ambientes muy húmedos puede verse afectada por la Botrytis, que podemos tratar con un fungicida, pero esto lo podemos evitar controlando el riego y evitando que la planta esté encharcada.

Curiosidades del Plectranthus coleoides

Se tiene la creencia de que es una planta protectora que, además, trae buena suerte. El Plectranthus coleoides se conoció en España gracias a los mercaderes árabes de la época de las taifas que la consideraban problablemente por su agradable aroma un símbolo de buen augurio.

Los mosquitos no pueden soportar este aroma que nada más la notan les aleja, por lo que esta planta también está considerada una excelente planta antimosquitos.

Podrás encontrar el Plectranthus coleoides dentro de nuestra Colección MaQu