Con la floración de la Gazania provocarás un curioso fenómeno en tu jardín ya que sus flores se abren con la luz del sol y se cierran al atardecer.

Paseando por la costa, junto a la playa encontrarás a tu paso lo que muchos creen ser margaritas y es que las Gazanias son de la misma familia, de ahí que se parezcan en cuanto a la disposición de los pétalos y la estructura de la corola. No obstante, las Gazanias entre otras cosas se distinguen de ellas por sus pétalos bicolores, entre otros rasgos. Son plantas tolerantes a la salinidad del aire por lo cual se utilizan bastante para adornar jardines en zonas marítimas.

Esta planta herbácea de porte pequeño es muy decorativa, queda fenomenal en cualquier rincón en solitario como combinada con otras plantas en macetas, jardineras y suelo. Es ideal para borduras bajas, para delimitar espacios en jardines y como planta tapizante. En macizos y arriates de flor puede crear con otras especies manchas de color muy armoniosas.

Tiene la peculiaridad de que sus flores se abrirán con el astro rey y se ocultarán al llegar la noche o si el cielo está nublado.

Fácil de cuidar podemos ubicarla tanto en maceta como en cualquier tipo de jardín, sea este pequeño o grande. Llama la atención sus numerosas y atractivas flores que nos alegrarán la vista desde mayo hasta bien entrado el otoño.

La Gazania es muy utilizada también en rocallas y para repoblar suelos áridos y fijar el suelo en laderas por su tolerancia a la sequía.

Gazania Maqu en jardinera

El origen de la Gazania

El género Gazania sp, pertenece a la familia Asteraceae y comprende 79 especies descritas y de estas, aceptadas sólo 19 especies de plantas herbáceas originarias del sur de África, la mayoría de las cuales son perennes y otras son anuales. Algunas especies son: Gazania linearis, Gazania lichtensteinii, Gazania krebsiana (es la más temprana y de porte más bajo), Gazania rigens (la más popular)…

Este género fue descrito y publicado por Joseph Gaertner en 1791 y el nombre genérico de Gazania fue otorgado para honrar al erudito italiano de origen griego Teodoro Gaza (1398-1478) que tradujo los nombres botánicos griegos al latín.

La mayoría de variedades que hoy en día encontramos en el mercado son híbridos F1, es decir plantas resultantes del cruce entre dos líneas puras diferentes, consiguiéndose un híbrido de primera generación en el que se puede mantener el proceso de hibridación. Es un término utilizado en genética para el mejoramiento selectivo, que puede actuar en el diámetro de la flor, el color de la flor, la altura del tallo floral, la precocidad, la facilidad de floración con poca luz, etc.

En algunos países se las llama dormilonas por la peculiaridad que comentamos al principio de abrir sus flores con los rayos del sol y cerrarse cuando este desaparece.

Gazania bicolor

¿Cómo es la Gazania?

La Gazania es una planta herbácea que crece bastante rápido hasta alcanzar una altura máxima de unos 30 cm. Tiene una mata densa, perenne, siendo su crecimiento rastrero.

Su follaje se caracteriza por tener hojas delgadas, de forma espatulada, de color verde por el haz y glaucas por el envés.

Su floración comienza en primavera y en regiones cálidas puede acompañarnos hasta bien entrado el otoño. Sus flores son grandes y de colores muy diversos: amarillo, blanco, rosa, rojo, naranja, bicolores… algunas miden hasta ocho cm de diámetro. Los ‘pétalos’ que son en realidad lígulas, tienen casi todas como una sombra más oscura en la base, por lo que el corazón de la flor parece estar rodeado de una aureola. Tienen la peculiaridad de cerrarse cuando el sol se esconde o si el día está muy nublado.

Cuidados de la Gazania

Su ubicación será siempre a pleno sol, para que sus flores abran en cantidad y sus colores sean brillantes. También para mantener la planta compacta.

Puede soportar temperaturas hasta -5ºC, siempre que estas heladas sean de corta duración y puntuales, de modo que en invierno es recomendable que las protejamos de las heladas.

La Gazania crece en cualquier tipo de suelo, aunque vegetará mejor cuanto más rico y ligero sea este. Sí que debe tener suficiente drenaje para que no se encharque. El marco de plantación es de unos 20 cm.

En el caso de que la queramos trasplantar a una maceta, lo haremos en primavera y el sustrato debe tener buena aireación. Podemos recurrir a un sustrato universal al que podemos añadir perlita. Y en la base para favorecer el drenaje pondremos una capa de grava o arcilla expandida.

Gazania en paseo marítimo

A la hora del riego, en verano será frecuente si está en maceta, ya que por la temperatura la tierra pierde la humedad con mayor rapidez. Es una especie muy tolerante a la salinidad y al estrés hídrico, por lo que la regaremos para que tenga la humedad suficiente para que vegete bien, sin encharcarla. Si está en maceta debemos retirar el agua sobrante del plato al ratito de haberla regado.

Es muy recomendable abonarla durante la temporada de mayor crecimiento, es decir desde comienzo de primavera hasta finales de verano, con un fertilizante líquido para plantas de flor a la dosis recomendada por el fabricante.

Para que nuestra Gazania crezca más frondosa y bonita es conveniente ir eliminando las hojas que se vayan secando, así como las flores marchitas para estimular la producción de más flores en la planta.

La Gazania se reproduce por semilla que se siembra a principios de primavera o a finales de invierno. También en otoño podemos hacerlo por división de matas.

Plagas y enfermedades de la Gazania

Por todos es sabido que las plantas que están bien ubicadas, nutridas y aireadas, son menos propensas a las plagas y enfermedades.

La Gazania es sensible al exceso de humedad, por eso siempre la regaremos cuando esté seca algo más que en la superficie, comprobándolo hundiendo un dedo en la tierra. Con ello evitaremos problemas de Mildiu, que de aparecer lo trataremos con un fungicida retirando las partes afectadas y corrigiendo el exceso de agua.

Gazania en maceta de Maqu

Por sus características y rusticidad no suele verse afectada por las plagas más habituales que pueden invadir un jardín. En ambientes cálidos y secos podemos ver pulgones en sus capullos que podemos tratar para que no aparezcan de forma preventiva con un insecticida.

Las Gazanias en arriates, borduras, rocallas, cubriendo taludes y en macetas para terrazas, patios y balcones nos darán ese toque de color bonito y muy distintivo, ya que sus flores de vistosos colores son imposibles de pasar por alto.