Es una planta de apariencia delicada pero muy resistente que emociona por su exuberante y llamativa floración.

Hay muchas variedades de Brachycome, muy parecidas entre sí, pero con características distintas, algunas son plantas anuales y otras perennes, algunas variedades son de hoja muy fina y otras sus hojas son más gruesas.

Entre las variedades más populares encontramos el Brachyscome multifida, Brachyscome iberidifolia, Brachyscome segmentosa, Brachyscome ciliaris y Brachyscome angustifolia en la que destaca un nuevo tipo llamada ‘Brasco’ y entre este tipo la ‘Violet’: Brachyscome ‘Brasco Violet’.

Además del color violeta o azul que es el más popular hay otras especies y variedades con flores de color malva, rojo, rosa y blanco, también disponibles comercialmente desde el mes de marzo.

Es una planta muy utilizada en jardinería convirtiéndose en un elemento destacado visual en cada ubicación. Funcionan igual de bien para la creación de borduras y rocallas, como cubresuelo y en especial como ejemplares aislados en macetas colgantes alegrando cualquier rincón y es que producen una copiosa e ininterrumpida floración que resiste el calor del verano.

Podemos cultivarla también creando composiciones con otras plantas de floración primaveral y estival. El Brachyscome resulta una planta de crecimiento redondeado, muy bonita, tanto, que sus flores atraen a las mariposas.

Brachyscome 'Brasco Violet'

El origen del Brachyscome

Brachyscome es un género de plantas de flor que pertenece a la familia de las Asteraceae, con especies de plantas herbáceas perennes o anuales que comprende unas 70 especies.

Procede de las áreas montañosas de Australia, Tasmania y Nueva Zelanda.

Brachyscome: Su nombre genérico deriva de las palabras griegas: brakhys que significa cortos y kome = ‘una cabeza peluda’, aludiendo al relativamente corto vilano.

¿Cómo es el Brachyscome?

Centrados en el Brachyscome angustifolia, vemos que es una planta de porte semi erecto, de crecimiento redondeado que puede alzanzar una altura sobre los treinta centímetros.

Sus hojas son alargadas con el margen dentado de un color verde brillante que realzan la floración.

Una floración, abundante y continuada que aparece en primavera y se prolonga hasta el otoño. Sus flores pueden ser de color blanco, malva, rosa… pero es el color violeta con centro amarillo el más popular. Tienen forma de margarita, aunque de menor tamaño.

Aunque tiene una apariencia delicada, es una planta muy resistente y fácil de cultivar.

Brachyscome de Poleplant

Cuidados del Brachyscome

Su ubicación siempre debe ser a pleno sol, debemos asegurar varias horas de sol al día para que la floración sea espectacular y las plantas se mantengan compactas.

El Brachycome no tolera las heladas. Son plantas muy resistentes y aunque puede vivir en cualquier tipo de suelo, incluso los salinos, una tierra suelta y rica en nutrientes es la ideal, además de que drene bien.

Si disponemos el Brachyscomeen macetas, utilizaremos un sustrato universal y nos aseguraremos de que tenga un buen drenaje, por lo que pondremos una capa de grava o arcilla expandida.

Regaremos regularmente, en especial en primavera y durante el verano. Si las temperaturas son muy altas regaremos más a menudo, también si la planta la tenemos en maceta. Cuando bajen las temperaturas iremos disminuyendo los riegos. Siempre debemos tener en cuenta que necesita el sustrato algo húmedo pero no encharcado, por lo que asegurar un buen drenaje es esencial.

La fertilización se centrará desde comienzos de primavera hasta final del verano, una vez cada quince días con un fertilizante para este tipo de planta de flor. Debe contener potasio para favorecer la floración y también algo de hierro para evitar que las hojas amarilleen.

A lo largo de la floración iremos retirando las flores marchitas para que siga con una floración abundante y un aspecto saludable.

El Brachyscome lo podemos reproducir por semillas en primavera. Aunque es por esqueje el método más empleado y se realiza durante principio de primavera o principio de otoño en el hemisferio norte con un sustrato turboso controlando bien la humedad ambiente para evitar que se deshidraten mientras enraízan.

Brachyscome angustifolia 'Brasco Violet'

Plagas y enfermedades del Brachyscome

La mosca blanca puede atacar a nuestro Brachyscome. Lo sabremos por los puntos blancos que veremos en sus hojas, que se irán tornando pegajosas y amarillas y terminarán por caer. Si realizamos tratamientos preventivos con un insecticida mantendremos esta plaga a raya.

Si vemos las hojas amarillas debemos comprobar si la planta está encharcada. También si la hemos fertilizado en abundancia puede ocurrir, así como si tiene deficiencia en hierro. Recordemos que la planta la debemos abonar cada quince días con un fertilizante que contenga hierro.

Esta planta nos deleitará sin nuestra intervención con cientos de pequeñas flores toda la primavera y verano.