Es una de las reinas del verano como planta de flor de temporada. Muy rústica y de floración abundante con vivos colores, sus flores tienen la particularidad de cerrarse por la noche.

Su nombre científico es Portulaca umbraticola y pertenece a la familia Portulacaceae. Se la conoce popularmente con otros nombres, algunos de ellos haciendo referencia al comportamiento de sus flores como por ejemplo ‘Amor de un rato’ porque solo se mantienen abiertas durante el día, o en el caso de ‘Flor de cera’ en relación a la delicada textura de sus pétalos. Uno de los más populares es el de simplemente ‘Portulaca’, aunque en el litoral mediterráneo español también se la llama ‘Verdolaga’ por su gran parecido a su hermana silvestre (Portulaca oleracea), considerada una ‘mala hierba’ de verano en cultivos agrícolas.

Es una planta ornamental ideal para el verano y muy apreciada para ser plantada en jardineras y maceteros en balcones y jardines. Su porte rastrero la hace muy interesante como planta colgante en zonas de exterior y su floración será espectacular si se ubica en espacios muy soleados. Cuantas más horas de sol al día más florecerá y sus colores serán más vivos. Otra de sus ubicaciones interesante es en rocallas formando conjuntos florales con otras plantas de flor de la temporada, como por ejemplo las Calibrachoas.

El origen de la Portulaca umbraticola

La Portulaca umbraticola es una planta de temporada de exterior de verano con porte de crecimiento herbáceo de cierta tendencia ascendente y sobre todo tapizante, por lo tanto ideal para ser utilizada en maceteros colgantes.

Es originaria de Argentina y Brasil y gracias a su importancia ornamental se encuentra extendida actualmente por ambos hemisferios en zonas de clima cálido. Esta planta fue descrita por Carl Sigismund Kunth que la publicó en su obra Nova Genera et Species Plantarum, trabajo que comprende siete volúmenes que fueron editados en París en el año 1815.

Portulaca umbraticola

¿Cómo es la Portulaca umbraticola?

Su porte tiene tendencia tapizante y por lo tanto colgante. Sus raíces son fasciculadas y no exploran más allá de una franja de sustrato de unos 25 centímetros de espesor. Ramifica con facilidad y sus tallos son de textura carnosa con una longitud de entre los 15 a 30 centímetros con terminación floral.

Sus hojas son relativamente pequeñas y crecen de forma alterna, son de aspecto carnoso y aplanadas, al contrario que la Portulaca grandiflora que son oblongo-obovadas.

Su gran potencial ornamenta reside principalmente en sus flores. Son emitidas de una a seis unidades a la vez de abrazadas por una cuantas hojas involucrales en las terminaciones de los tallos. Son flores simples con pétalos de vivos colores y de aspecto delicado. Florece durante la época cálida del año y según la zona geográfica puede hacerlo desde finales de primavera a principios de otoño.

En cuanto a los colores de la Portulaca umbraticola pueden ser según la variedad, de color rosa, rojo, púrpura, amarillo, blanco, etc. de tonos más o menos vivos, característicos del cultivar en cuestión.

Portulaca umbraticola

Los cuidados de la Portulaca umbraticola

Como planta de temporada de verano, la Portulaca umbraticola encuentra su espacio ideal es al exterior con exposición a pleno sol y cuantas más horas al día disponga de él mucho mejor para potenciar su floración.

El sustrato adecuado debe ser fértil, turboso con capacidad de retención de agua sin llegar al encharcamiento. Le gustan los riegos abundantes pero fraccionados para mantener siempre el sustrato húmedo ya que al ser una planta carnosa y de crecimiento rápido requiere de una buena dosis de agua.

Para su abonado elegiremos uno especial para plantas de flor, ligeramente más rico en potásio y con oligoelementos para evitar carencias, sobre todo de hierro y magnesio. Recordemos que al estar habitualmente plantadas en jardineras o maceteros los volúmenes de sustratos disponibles son relativamente pequeños y limitan la exploración de sus raíces.

Es una planta que no requiere de podas, como mucho recortar sus tallos a mitad de verano si su follaje ha crecido en exceso, con el fin de rejuvenecer la planta. Un detalle importante a tener en cuenta es que su floración se realiza en las terminaciones de sus ramas y si estas se podan, eliminamos con ello también su floración.

Comenzamos destacando su rusticidad y es que a la Portulaca umbraticola prácticamente no le atacan plagas. Los pulgones y las cochinillas suelen ser las únicas en aparecer y pueden ser controladas fácilmente con la aplicación de insecticidas sistémicos aplicados nada más se detecten los primeros insectos.

Portulaca umbraticola MaQu

La Portulaca umbraticola de la serie MaQu son variedades seleccionadas para conseguir plantas más vigorosas pero de crecimiento compacto, muy floríferas y con flores de vivos colores. Estas plantas se encuentran identificadas en el centro de jardinería, floristería, cadenas de comercio y demás puntos de venta especializados con la mara MaQu en su etiqueta.