Son colgantes, compactas, de abundante floración, de alegres colores y más resistentes al calor que las de otros tipos de petunia.

Con el grupo de las petunias colgantes se pueden abordar muchas decoraciones en el jardín ya que resultan espectaculares colocadas en macetas o tarrinas colgantes, en grandes maceteros o jardineras dado su destacado desarrollo, como cubresuelos y parterres para crear preciosas zonas de color e incluso también son aptas para su uso en rocallas. Contando con un factor a tener muy en cuenta como es su capacidad de mantener una forma compacta y densa a pesar del calor.

El origen de las petunias colgantes

Calibrachoas, Surfinias, Million Bells, Picobella,… son nombres comerciales que encontramos cuando buscamos información asociada a las petunias y que todas ellas nos llevan a un denominador común: las petunias colgantes.

La mayoría de estos nombres son marcas comerciales fruto de mejoras genéticas en base a híbridos. Estas marcas o líneas de nuevos productos han ido conformando en el tiempo un completo catálogo de variedades con características diferenciales en base al color de sus flores y comportamiento en cultivo. Como resultado y utilizando un ejemplo, podemos encontrar en los puntos de venta Calibrachoas y Surfinias en muchos colores y presentaciones.

Petunia colgante

¿Cómo son las petunias colgantes?

Todas las petunias tienen en común notables coincidencias, entre ellas su porte tapizante y con ello la posibilidad de ser utilizadas tanto como plantas colgantes como cubresuelo. Otra coincidencia es que poseen un crecimiento rápido, compacto y con buena capacidad de brotación, haciéndolas ideales para crear grandes masas de color con muy pocas plantas. También lo es su abundante floración y en un amplio catálogo de colores, permitiendo adaptar la variedad al interés cromático de la terraza, balcón o jardín donde esté, al igual que cambiar de impacto visual según la estación del año. Destacar que uno de sus valores es la buena resistencia al calor, que le permite desarrollarse bien desde principios de primavera a bien entrado el otoño.

En su comportamiento vegetativo todas poseen tallos muy ramificados y de cierta longitud. Sus hojas son ovaladas de color verde y de tacto algo pegadizo. Sus flores mantienen la forma de trompeta como todas las petunias y en cuanto a colores están en un sinfín de tonalidades: rosas, moradas, blancas, naranja, amarillas… desde colores intensos a más pálidos.

Cuidados de las petunias colgantes

Para su correcto cuidado hay que prestar especial interés en su exposición, el riego, abonado y la elección del sustrato adecuado.

Las petunias colgantes prefieren una exposición a pleno sol aunque si la semisombra no es muy prolongada durante el día la tolera muy bien. De hecho son capaces de florecer en períodos de días nublados. También se deben elegir lugares que se encuentren algo resguardados y protegidos puesto que la lluvia prolongada y los fuertes vientos pueden deteriorar su aspecto.

Petunia colgante

Les encanta una humedad constante sin encharcamientos y si el riego es directo al sustrato mucho mejor. Es recomendable comenzar su abonado a las tres semanas de su plantación en el jardín, y si no, a la semana siguiente de su compra. Es una planta que consume muchos nutrientes, como es lógico por su velocidad de crecimiento. El abono adecuado es el especial para plantas de flor a la dosis más elevada recomendada por el fabricante.

La poda queda sujeta a la eliminación de las flores marchitas y corte de sus ramas que van quedando viejas, deterioradas o con un crecimiento fuera de las zonas preestablecidas. Estas podas favorecen su crecimiento más compacto.

Plagas y enfermedades de las petunias colgantes

Al ser plantas muy vigorosas y con gran masa foliar la mosca blanca, el Trips, los pulgones, los ácaros y los minadores son las plagas que con más facilidad le pueden atacar. Se combaten mediante pulverizaciones con insecticidas sistémicos salvo los ácaros que se harán con acaricidas, especialmente durante los meses más calurosos y secos del año.

La Rhizoctonia, el Pythium y la Phytophthora, son las enfermedades de cuello y raíz más propensas para este grupo de petunias colgantes, si bien con el adecuado riego y fertilización se pueden prevenir con éxito.

Petunia colgante

Podrás encontrar petunias colgantes dentro de nuestra Colección MaQu, con variedades seleccionadas por su alegre coloración y gran vistosidad, manteniendo su floración durante casi todos los meses al año.